MAESTRÍA – CÓMO SABER SI ESTÁS PREPARADO PARA CURSARLA

Pensar en continuar con tu preparación académica es muy importante, significa que sientes una necesidad grande por superarte, por alcanzar nuevos e importantes retos laborales; “definitivamente” es una de las mejores decisiones que puedes tomar en la vida.

Pero no vayas demasiado prisa y tomes decisiones precipitadas, antes considera y evalúa algunos aspectos esenciales que aseguren una alta compatibilidad entre la maestría de tu interés y tus aspiraciones laborales.

Es muy sencillo, sólo analiza y pon en práctica las siguientes recomendaciones.

  1. Piensa en lo que te gusta y lo que no te gusta de tus empleos pasados y del actual. Haz una lista de qué te gustaría más y de qué menos.
  2. Habla con personas en empleos que llaman tu atención. Programa entrevistas informales o envía por correo electrónico una lista de preguntas a la gente que tiene puestos que te parecen atractivos.
  3. No descartes la posibilidad de pagar a un orientador vocacional. Esta inversión a corto plazo rendirá frutos cuando puedas ingresar en la escuela de negocios que desees y también te permitirá obtener tu trabajo ideal una vez graduado.
  4. Una vez que tengas una mejor idea de tu dirección, echa un vistazo a las vacantes de los empleadores más importantes en dichas áreas. Lee los perfiles de algunos de los graduados de maestría contratados por estas compañías y checa si puedes hablar con alguno de los que ocupan los puestos que llaman tu atención.

Clave: Cuando ves un resultado como un aprendizaje, y eres capaz de entender el contexto, tanto desde donde se tomaron las decisiones, lo ignorado, lo que ayudó y lo que no, y usarlo para en el futuro tener mayores posibilidades de éxito, estás trabajando desde una mentalidad de maestría.

 

Con información de Forbes México